Edificio de estilo neoclásico construido bajo el gobierno de José Manuel Balmaceda en 1888. En sus instalaciones funcionaron la intendencia provincial, la cárcel, los tribunales de justicia, la biblioteca municipal, correos entre otros servicios públicos. En 1990 sufrió un devastador incendio, por causas aún no aclaradas, conservándose sólo su frontis. La valiosa gestión del gobernador de la época Manuel Francisco Mesa-Seco permitió preservarla pese a los primeros informes que recomendaban derrumbarla. El edificio fue reconstruido y re inaugurado en 1993 bajo el gobierno de Patricio Aylwin.

En su hall principal y salones se desarrollan actividades como exposiciones y eventos.